¿Tiene paz con Dios?

Usted sabe que existe Dios y que Él espera algo de usted, pero en realidad no sabe qué. Sabe que la Biblia es Su palabra y la respeta, pero al leerla se le hace difícil entenderla y se frustra. Quizás ha visitado a varias iglesias pero las encuentra:

Muy formales y ligadas al rito que no recibe edificación
Demasiadamente desorganizadas y con mucho desorden que sale más confundido que al principio
Excesivamente preocupados con “quién es quién”, y fijándose en como se visten los demás
Tan envueltos en ellos mismos que se siente ignorado
Enfocados en opiniones y emociones que no enseñan de la Biblia
Prefiriendo las tradiciones humanas tanto que aun usted nota que eso no está en la Biblia
Dados al diezmo y al pastor tanto que parece que han perdido a Dios.

¿Sabía que hay un grupo reuniéndose en nuestra comunidad que se esfuerza para seguir la Biblia en todo lo que hacen? La Biblia es el centro de su enseñanza y predicación. Le invitamos a que nos visite y vea cómo nuestros cultos son ordenados, respetuosos y centrados en la Biblia. Al visitarnos recibirá una bienvenida amorosa, pero no será avergonzado.

Recibiremos sus preguntas espirituales con todo gusto, y trataremos de darle una respuesta usando solamente la Biblia.

Nuestra meta es alcanzar la vida eterna y sería un placer que nos visite.

¿Por qué me ha de importar lo que dice Dios?

Él creó este mundo y también todo lo que hay aquí, incluso a la humanidad. Como Creador Él tiene todo derecho de exigirnos obediencia. (Gen. 1:1)

Siendo que es nuestro Padre celestial, Él quiere solamente lo mejor para sus hijos. Sus mandamientos siempre buscan lo mejor para nosotros, a pesar de que no siempre estamos de acuerdo con Él o completamente entendemos Su palabra. (1 Juan 5:3)

Él ha mostrado Su poder sobre otros llamados “dioses” una y otra vez (1 Samuel 5:1; 1 Reyes 18). El prometió juzgar a todo hombre usando solamente Su palabra, es decir la Biblia. Esta no es una promesa vana, siendo que Dios, al transcurso de los años, ha juzgado a muchas naciones y las ha castigado por sus pecados (Eccl. 12:14).
Él nos amó tanto que mandó a Su hijo unigénito para morir por nosotros en la cruz (Juan 3:16).

Soy una persona buena, ¿no es eso suficiente para complacer a Dios?

No es suficiente ser una persona moralmente buena. Claro, el ser una persona buena es de suma importancia, pero Dios requiere más de Su creación.

En Hechos 10, leemos de un hombre llamado Cornelio. Él era “…un hombre piadoso y temeroso de Dios.” También leemos que era muy dadivoso, ayudando a los pobres, y aun oraba mucho. En fin, era un hombre muy bueno, pero en Hechos 11:14, un ángel le mandó a que llamara al apóstol Pedro diciéndole que, “…él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa.” Eso significa que Cornelio todavía no era salvo, aun había más que debía hacer.

Dios espera que Sus hijos le obedezcan, como todos los padres también lo desean. Nos ha dicho lo que quiere de nosotros en Su palabra, es decir la Biblia. Entonces, si desconocemos lo que la Biblia dice, ¿cómo podemos obedecerle? Sí, para agradar a Dios, debemos hacer más que vivir una vida buena.

Le invitamos a que nos permita compartir la Biblia con usted. Esto lo podemos hacer de varias maneras, por internet, correo regular o mejor, en un estudio privado en su casa. Esto es totalmente ¡gratis! Estamos para servirle.

Please follow and like us:
RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://fe.edrangel.com/2018/07/24/tiene-paz-con-dios/
Twitter
YouTube

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post Navigation